lunes, 19 de noviembre de 2007

Misión cumplida.

España estará en la fase final de la Eurocopa que se disputará en Austria y Suiza este próximo verano de 2008. Al final, tanto hablar y hablar de que si España no vale para nada, que si Luis Aragonés es tal cosa o tal otra... y España ya está clasificada para la fase final a falta de un partido e incluso depende de sí misma para quedar primera de grupo, cosa que da exactamente igual porque no seremos cabezas de serie el próximo verano (no os lo hemos ganado a pulso también...).

Tuve la oportunidad de ver en directo el partido del Sábado en el Bernabéu y la verdad es que fue impresionante. No por la actuación de España porque por mucho que diga la prensa, yo estuve allí y no fue ningún partidazo y ni mucho menos un baile (como he leído en muchos periódicos...). España jugó bien, como le gusta a su seleccionador, tocando y tocando sin dar ningún patadón pero "aburriendo a las vacas". Sin ninguna profundidad salvo en contadas ocasiones, los goles y dos o tres veces más, en los que sí se vio toque, velocidad (de las dos, mental y física) y profundidad. El resto, mareo de perdíz. Pero a nuestro Luis le encanta, que se le va hacer...

Ahora bien, estos amarillos eran malos, muy malos. Se me hace muy difícil recordar las veces que pasaron del centro del campo. De verdad que no los recordaba yo así de malos. Suecia siempre se ha caracterizado por un fútbol directo, alegre, rápido, muy físico. Vamos, de los que gustan por aquí. Y además, siempre ha sido una selección que ha animado todos los campeonatos en los que ha estado, así que espero que esto haya sido sólo una mala noche y que el próximo verano estén ahí dando guerra.

Si España "sólo jugó bien", ¿qué hizo entonces que fuera un partido impresionante? Pues el ambiente. Sencillamente memorable. No tendremos letra en el himno, pero oír (y formar parte de) el "lo lo lo lo..." con otras 75000 personas le ponen la piel de gallina a cualquiera. Para corroborar lo que os digo, sirva el vídeo grabado con mi móvil. Os prometo que no os exagero nada si os digo que merece la pena pagar 35€ sólo por ver el ambiente que se genera alrededor de un partido de estos. Comprobadlo vosotros mismos...


video


U.D.S.
Y el Salamanca ha cogido la directa. Ya son séis partidos sin perder de los cuales, los tres últimos los ha saldado con victorias. Poco a poco va cogiendo el ritmo, así que a ver lo que dura... No hay equipo para hacer mucho más que esto, pero soñar es gratis (o eso dicen). Los jugadores se van soltando cada vez más y eso, lógicamente, lo nota el equipo que va jugando cada vez mejor. Con ese presupuesto no se puede hacer más.

No hay comentarios: